Cómo surgió

Un profesor de Lengua y Literatura del instituto me dijo que tenía talento para escribir. Al año siguiente otro me preguntó cómo era posible que pudiera ganar el concurso de literatura del instituto en mi primer año de participación suspendiendo la parte de Lengua de su asignatura. 🙂 Después de estos comentarios comencé a plantearme seriamente escribir (Hacer periodismo estaría bien, y con un poco de suerte me colocaría en algún periódico o revista deportiva, aunque al final no fue así).

La idea de escribir una novela de ficción surgió por mi hermano. Lo recuerdo como si fuera ayer. Él jugaba al “Legend of Dragoon” de la Play Station 1 mientras yo miraba. La historia y los personajes me fascinaron, especialmente Dart, y creí que hacer una historia de otra temática distinta pero con un personaje parecido a él quedaría bien. Pero Dart no iba solo. Le acompañaban Shana, Lavitz, Rose, Haschel, el rey Albert… y eran como una gran familia. “Una gran familia”, pensé, “Mi historia debería tener una.”, y como yo soy muy familiar y tengo un vínculo muy especial con mi hermano, elegí como protagonistas a un grupo de hermanos. Decidí que formaran parte una gran leyenda entre el mundo humano y el sobrenatural, así que busqué un título. Lo encontré también gracias a mi hermano, pues otro día jugaba al “Metal Gear 2: Son’s of liberty”. “Hijos de la Libertad”, ese fue el primer título que mi historia tenía.

La encaminé hacia el mundo de la magia, pero había leído tan poco sobre ello y me pareció un tema tan grande de abarcar, que decidí llevarlo por otro camino. Mismos personajes. Misma trama.

Siempre me gustó la serie “Buffy, cazavampiros” (aún la tengo en DVD), me enamoré del personaje de Angel, tanto el bueno como el malo, y me dije “¿Por qué no?”. Comencé a ver tanto series como películas sobre vampiros y a leer libros del mismo tipo, dónde vi que en la mayoría se los relacionaba con los licántropos u otros seres sobrenaturales. Así que me monté mi propia “película”.

Cuando vi la cantidad de ideas que me venían a la cabeza sin parar, le cambié el nombre y decidí que fuera una saga.

Yersey Owen